¿Qué es la salud positiva?

Hoy en día el sistema de salud y la educación médica se encuentra enfocado mayormente en el tratamiento de la enfermedad y no en el sentir del paciente o en el mantenimiento de la salud. Siguiendo este enfoque en la enfermedad, se genera una atención de salud de manera automática, sistematizada, de poca reflexión, con poca atención hacia la comunidad que debería ser el foco de la atención y estudio.

La salud positiva, surge de hacer esta reflexión y necesidad de no solo enfocar la atención médica al tratamiento de la enfermedad, sino al mantenimiento del estado de salud óptimo, promover hábitos saludables y el acercamiento al sentir del paciente y la comunidad.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define a la salud de la siguiente manera ´´La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades´´

De esta definición podemos concluir que, el enfoque actual de la medicina, que es solo el tratamiento de la enfermedad, no alcanza a cumplir con lo establecido por la OMS ya que no solo se trata de la ausencia de una afección y que no solo es en el individuo, si no también hablamos de una salud social, donde entra también el enfoque de una comunidad saludable.

La salud positiva entonces trata de llegar no solo al cuidado de la salud del individuo, sino también al de una comunidad, promoviendo hábitos saludables, enfocados en el mantenimiento de un estado de salud óptimo, sin dejar a un lado la prevención y detección temprana de enfermedades, detectando factores de riesgo y educando a la persona y su comunidad en temas de salud. Siendo importante también enfocarse en el sentir del paciente, haciéndolo parte activa de su diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y mantenimiento de su propia salud.

La salud positiva implica un bienestar físico, mental y social tanto del individuo como de su comunidad.

Llevando este enfoque a la salud visual, es importante que los profesionales de la salud, lo pongamos en marcha, no solo en el diagnóstico de enfermedades visuales, sino también en la educación de nuestros pacientes y la comunidad, así como en la promoción de hábitos saludables que ayuden al cuidado y mantenimiento del bienestar ocular.

En la actualidad en México, la discapacidad visual es la segunda discapacidad de mayor frecuencia (44% de la población con alguna discapacidad). Una de las principales causas de esta discapacidad, es la falta de uso de lentes, seguida por las cataratas, ambas causas, siendo reversibles o tratables, enseguida está la discapacidad visual causada por enfermedades o accidentes.

Si bien existen centros especializados para el tratamiento de estas enfermedades, no se ha visto una reducción significativa en la prevalencia de las mismas. Esto probablemente debido a que en su mayoría, estas instituciones están enfocadas en el tratamiento y control de la enfermedad y poco en la educación, prevención y promoción de la salud visual al igual que la poca participación de la misma población en el cuidado de la salud propia. Por otro lado, el aumento de la esperanza de vida en la población, hace más frecuente la aparición de estas enfermedades, ya que uno de los factores de riesgo para muchas de estas es la edad avanzada.

Sin embargo es importante llevar a cabo y de manera más activa, la promoción de un estilo de vida más saludable, así como promover una cultura de prevención. A nivel mundial, el 50 por ciento de los casos de ceguera pueden prevenirse o bien ser tratados. Por esto mismo, es importante que nuestra labor sea más la de la educación en salud, promoción de buenos hábitos y sobre todo, hacer que nuestros pacientes se interesen más por el cuidado y mantenimiento de su propia salud, no solo la visual. Hacerlos parte de su propio tratamiento o cuidado es esencial, que se sientan partícipes de su estado de salud y lograr un nivel de conciencia más profundo y transmitir esto a su comunidad.

Tú puedes ayudar a que eso sea posible, haciéndote consciente de tu salud, tomando pequeñas acciones y cambios en tu vida. Si bien es cierto que hay enfermedades que no se pueden prevenir al 100% si podemos reducir el riesgo a padecerlas e incluso disminuir la frecuencia con la que enfermamos.

  • Realiza chequeos anuales de tu salud: programa fechas en el año para realizar chequeos de tu salud en general no solo de tus ojos o dientes. Toma interés en tu salud, si tu no lo haces, nadie más lo hará por ti.
  • Investiga sobre antecedentes de enfermedades en tu familia: es importante que tu tengas esta información y seas consciente de ella. El tener familiares con antecedentes de diabetes o hipertensión, te hace a ti más propenso a padecer estas enfermedades. Por esto mismo es importante que conozcas esta información y así realizarte chequeos específicos para las enfermedades que hay en tu familia.
  • Regula tus niveles de estrés: altos niveles de estrés tienen efectos considerables sobre tu cuerpo, tanto a nivel físico, emocional, en tu comportamiento y por ende en tu salud en general. El estrés puede hacerte más propenso a enfermedades infecciosas, cambios en tu estado de ánimo, dolores de cabeza o llevar a la práctica hábitos poco saludables como fumar, o comer en exceso. Intenta llevar a cabo diferentes técnicas para regular el estrés como realizar algún deporte o ejercicio, respiración o meditación, aprende a tocar un instrumento o tal vez realizar alguna manualidad. Existen diferentes opciones que pueden ayudarte a controlar tus niveles de estrés, pero también no olvides buscar ayuda profesional si así lo requieres, el cuidado de tu salud mental también debe estar a manos de un profesionista.
  • Buena alimentación y ejercicio: esto se dice en todos los sitios sobre salud, pero parece no tener un gran impacto. Pero realmente esto llevado a la práctica tiene efectos positivos en tu salud. Hazte consciente de lo que comes y con qué frecuencia lo haces, pon atención a la cantidad de actividad física que realizas y cuánto tiempo pasas sentado. En este punto no intentamos darte recetas mágicas ni tips para bajar de peso o empezar a hacer ejercicio, si no invitarte a ser más consciente del cuidado de tu salud y tu cuerpo, tu alimentación y tu actividad física son cosas que puedes tú controlar y en mayor parte dependen de ti y si necesitas asesoría, no dudes en buscar ayuda profesional ya sea con especialistas en nutrición, entrenadores físicos, psicólogos, médicos del deporte o médicos bariatras.

Recuerda, el cuidado de tu salud, no solo es responsabilidad del profesionista de la salud, también es responsabilidad tuya! Práctica una salud positiva, fomenta con amigos y familiares una cultura de prevención. No esperes a sentirte mal para cuidar tu salud, cuida tu salud, para no sentirte mal.

La Visión Deportiva

El deporte en la actualidad se ha convertido en un fenómeno social y cultural; a nivel mundial, países enteros se esfuerzan por ser los mejores en las diferentes competencias, buscando y creando técnicas de entrenamiento, que hagan más eficiente su calidad como deportistas.

La visión deportiva se ocupa de las implicaciones del sistema visual en la práctica deportiva.

Los factores que influyen en el desempeño deportivo son muy diversos. Uno de los principales es la visión: para un deportista “ver bien” presupone poseer un conjunto de capacidades visuales dentro de unos niveles cuantitativos y cualitativos de ejecución, acordes a las demandas visuales del deporte practicado, ya que están relacionadas con las habilidades visuales, la lateralidad, la direccionalidad, el tiempo de reacción, la visión periférica, la coordinación ojo-mano y ojo-pie, capacidad de enfoque lejos-cerca, sensibilidad al contraste figura-fondo, el cálculo correcto de la profundidad o del relieve. De esta manera los optometristas y terapeutas visuales, realizamos técnicas encaminadas a preservar y mejorar la función visual, con la finalidad de incrementar el desempeño deportivo.

Con la terapia visual en el deporte, lo que pretendemos lograr es maximizar el rendimiento deportivo y minimizar el riesgo de accidentes como golpes o choques involuntarios, a través de un conjunto de técnicas que se usan con este fin. Las primeras evidencias de esta disciplina se dieron en los años 50, y desde ese momento hasta la actualidad ésta ha ido evolucionando, principalmente en países europeos.

Habilidades Visuales

Dependiendo del tipo de deporte, se van a encontrar unos requerimientos específicos. Por lo tanto, no es necesario desarrollar y entrenar las mismas habilidades visuales en un jugador de futbol, que un tirador con arco, aunque todos van a requerir algunas habilidades visuales generales que deben de dominar.  Entre ellas están:

  • Visión periférica
  • Lateralidad
  • Direccionalidad
  • Tiempo de reacción
  • Coordinación motora
  • Atención y concentración
  • Calculo de profundidades y de distancia

Terapia Visual Personalizada

Dado que cada deportista según el tipo de deporte que practique puede presentar un problema visual diferente, se diseña una terapia personalizada con una duración diaria de 15-20 minutos de ejercicios para casa y se les facilita una estimación del número de sesiones que necesitará realizar en nuestro centro de terapia visual para completar dicha terapia, cuya duración será de 50 minutos por sesión. Además, se les entrega un informe del análisis visual completo y los resultados que presenta nuestro paciente.

La terapia visual deportiva es uno de los campos del conocimiento en mayor expansión en los últimos años: atletas y deportistas de élite han visto reforzadas y aumentadas sus capacidades para lograr esa ventaja extra fundamental en la competición. Sin embargo, su aplicación no se limita al ámbito profesional solamente, sino también; escuelas, clubes deportivos, instituciones y padres buscan para sus hijos el asesoramiento y ayuda de optometristas y terapeutas visuales. Obteniendo resultados impresionantes en la mejora de sus habilidades generales en su práctica deportiva.

Prepara a tus hijos para que agreguen un elemento muy importante a su estilo vida… el deporte. En Positive Visión Center te apoyamos en nuestro Centro de Terapia Visual.

La terapia visual dirigida al deporte ayuda a conseguir una visión de máxima calidad, confortable y que no requiera esfuerzo durante la práctica del deporte y así  lograr un mayor  rendimiento

Materiales y recubrimientos protectores ¿Qué tipo de lentes necesito?

Los lentes, ya sea que solo los uses para el trabajo, para salir al sol o para uso diario, cada uno tiene características y funciones específicas que nos ayudan a realizar nuestras actividades de la vida diaria de una mejor manera, funcionando como un tratamiento y a la vez como un accesorio de moda.

Si alguna vez te has preguntado, qué tipo de lentes deberías usar, aquí encontrarás una guía de qué tecnologías diferentes existen en lentes, cuáles son sus características y sus funciones, para que así tengas una idea más clara de que es lo que necesitas. También recuerda que es importante que acudas a revisión con un especialista y te oriente en qué tipo de lente es mejor para tu condición.

¿Qué tipo de lentes necesito?

Hay muchos tipos de lentes. Anteojos de monovisión: son lentes para un solo propósito diseñados para ayudarle a ver ya sea de cerca o de lejos. Anteojos multifocales: corrigen tanto la visión de cerca como la visión a distancia —todo en el mismo lente. Una porción está enfocada para visión a distancia mientras que la otra está enfocada para visión de cerca, como por ejemplo leer.

Los anteojos de monovisión son utilizados por personas con varios tipos de problemas de enfoque.

  • A veces se prescriben para los niños o para los adultos que tienen problemas para ver objetos de lejos, una condición que se conoce como miopía. También pueden ser prescritos para personas que tienen una condición conocida como hipermetropía, lo que significa que tienen problemas para ver de cerca y a veces también de lejos.
  • Estos lentes también adoptan la forma de anteojos para leer para personas que tienen buena visión a distancia pero que experimentan pérdida de visión de cerca a medida que avanza la edad, lo que se conoce como presbicia. Estos anteojos llamados «lectores» pueden comprarse sin fórmula médica en cualquier droguería, librería u otros almacenes minoristas. También puede obtener una prescripción para anteojos para leer de su proveedor de cuidado para los ojos.

Hay quienes se preocupan de que los anteojos para leer podrían llevar a que sus ojos se deterioren más rápido con la edad. ¡Ese no es el caso! No hay ningún ejercicio ni medicamento que pueda revertir la presbicia. Demorar el uso de anteojos para leer no tiene ningún beneficio. Probablemente tendrá que cambiar la prescripción de sus lentes cada cierto tiempo entre las edades de 40 y 60 años porque el cristalino natural de su ojo continuará perdiendo flexibilidad y por lo tanto capacidad de enfocar.

Los lentes multifocales se utilizan comúnmente para corregir tanto la visión a distancia como la cercana. Estos son un tipo de anteojos que permiten una corrección de la visión en diferentes distancias ya sea lejana, intermedia o cercana. Son lentes especiales para personas que padecen de algo llamado presbicia.

La presbicia es un defecto refractivo que aparece con la edad, generando una reducción de la capacidad para ver en visión cercana y se presenta normalmente a partir de los 40 años en adelante. Por esta misma condición, surge la necesidad de unos lentes que permitieran a este grupo de personas poder ver a todas las distancias con el mismo lente. Esto se consigue a través de un diseño especial del lente, permitiendo la colocación de diferentes graduaciones sobre la misma lente, que, de manera progresiva, van aumentando o reduciendo, según donde se coloque la mirada sobre la mica. Este tipo de lentes requiere un corto periodo de adaptación, sobre todo si es la primera vez que se utilizan, ya que hay que acostumbrarse a realizar los movimientos de cabeza y de los ojos adecuados para enfocar de manera adecuada a través de la graduación que se necesite, ya sea para leer, trabajar en escritorio o manejar.

Además, a estos lentes, se les pueden adicionar tratamientos de antirreflejante y también realizarlos con tecnología fotocromática, para que cumplan la función de un lente solar, convirtiéndolos en una excelente opción para uso diario y en diversas actividades.

Comenta con tu especialista sobre las diferentes marcas y tipos de lentes progresivas y cuál es el más adecuado para ti.

  • Los lentes bifocales tienen una corrección en la mitad de abajo del lente para leer y una corrección diferente en la mitad de arriba para ver a distancia. Algunos lentes especializados tienen también segmentos en la parte superior para mirar hacia arriba los objetos en el rango intermedio o cercano. Esto se conoce como bifocales doble D.
  • Los lentes trifocales son lentes con tres correcciones diferentes—visión a distancia, intermedia y de cerca—en un mismo par de anteojos.
  • Los lentes progresivos funcionan por lo general lo mismo que los bifocales o los trifocales, pero tienen una transición suave en lugar de líneas divisorias visibles entre las áreas de la visión a distancia y la visión de cerca. Mientras que la transición invisible de los lentes progresivos puede ser más estética y agradable, las áreas focales son relativamente pequeñas porque se necesita más espacio de lente para las áreas de transición. Los anteojos progresivos pueden causar más distorsión que otro tipo de lentes, lo que los hace difíciles de usar para aproximadamente el 10% de la población.
  • Los lentes ocupacionales, están diseñados específicamente para su uso oficina, proporcionando una excelente visión en distancias cercanas e intermedias, hasta un rango máximo de 4 metros. El diseño es muy similar al de un lente progresivo, con la diferencia de que las lentes ocupacionales, no están pensadas para el uso fuera de un ambiente de oficina, es decir, no son aptas para actividades como manejar, ir al cine o cualquier actividad que requiere una visión lejana.

Este tipo de lentes cumplen con la función de reducir la fatiga o cansancio visual que provoca el trabajo en oficina, ya sea en pantallas o leyendo documentos impresos, facilitando el enfoque en estas distancias y que estos cambios sean sin esfuerzo. Adicionalmente cuentan con tratamientos antirreflejantes de alta calidad que filtran selectivamente la luz azul proveniente de pantallas. En resumen, optimizan la visión cercana e intermedia, reducen la fatiga visual y protegen contra la luz nociva de las pantallas.

Son ideales para las personas que laboran su jornada de 8 horas o más en estos espacios y enfrente de un monitor.

Recuerda que lo ideal es que sea un especialista en salud visual, quien te oriente sobre qué tecnología o tratamientos son los más adecuados para ti y así tengas la certeza de que realmente estás protegiendo tus ojos y que consigues una visión óptima.

Los lentes son un tratamiento médico también y no son solo un accesorio más y es esencial darle importancia al cuidado de tus ojos y estas tecnologías pueden ayudarte a lograrlo y lo mejor de todo es que lo consigues tan solo con ponerte tus lentes y claro combinarlos con tu estilo.

  • Los lentes para la computadora tienen lentes multifocales con una corrección específicamente diseñada para enfocarse en la pantalla de la computadora, están generalmente posicionadas entre 50 y 66 centímetros lejos de la cara.

Estos anteojos ayudan a evitar la fatiga ocular y permiten que los trabajadores de la oficina enfoquen más fácilmente entre los tableros blancos de la sala de conferencias, las páginas impresas y las pantallas de las computadoras.

Los materiales hacen la gran diferencia

Los lentes para los ojos solían hacerse solo de vidrio, sin embargo, ahora la mayoría son de plástico.

  • Los lentes plásticos son más livianos, más flexibles y más seguros que los lentes de vidrio porque son menos propensos a romperse. También tienen la capacidad de bloquear la luz ultravioleta.
  • Los doctores suelen recomendar lentes de policarbonato para personas que necesitan gafas durante deportes u otras actividades que pueden resultar en lesiones oculares. Los lentes de policarbonato tienen una alta resistencia al impacto.
  • Trivex es el material plástico más reciente que cumple las mismas normas de seguridad que el policarbonato, pero distorsionan menos.

Un lente delgado, liviano, plástico conocido como «de alto índice» es otra opción. Éstos están recomendados para quienes necesitan alta corrección visual. Debido a que tienen un perfil delgado, pueden reducir la apariencia de “fondo de botella” que es frecuente con lentes para anteojos más gruesos.

Recubrimientos protectores

Hay recubrimientos protectores para los lentes que ayudan a mantener sus ojos sanos.

  • Recubrimientos antirreflejo

Los tratamientos antirreflejantes reducen el destello. Esto permite mejorar el contacto visual, previene la fatiga ocular y mejora su apariencia. Los lentes recubiertos permiten también el paso de más luz a través de los mismos. Esto mejora su capacidad de ver patrones y letras pequeñas. Son recubrimientos especialmente útiles para quienes experimentan molestias por el destello de las luces de los carros que vienen en dirección opuesta mientras conducen de noche.

Los tratamientos antirreflejantes son una serie de múltiples capas finas de minerales, que cumplen con la función de eliminar molestos reflejos provocados por el choque de la luz con la superficie de la lente. Estos reflejos, hacen que la visión sea incómoda y que la lente sea más visible.

Las capas de antirreflejante al bloquear estos reflejos, mejoran el contraste en la visión y hacen que la lente tenga una apariencia más transparente y parezca invisible, lo cual muchos usuarios de lentes prefieren ya que es más estético y permite que luzcan más sus ojos. Existen diferentes marcas de antirreflejantes y dentro de estas, diferente calidad de antirreflejantes. Las diferencias entre ellos radican en la cantidad de capas que posee el tratamiento y características extras que ofrecen como, resistencia a rayaduras, repelencia al polvo, grasa o agua y en algunos casos también cuentan con una protección contra rayos UV y la luz azul emitida por las pantallas.

Estos tratamientos son recomendados en la población en general, ya que ayuda a una visión óptima y a una protección de radiaciones nocivas para nuestros ojos proveniente del sol o de pantallas de dispositivos electrónicos.

●     Recubrimiento ultravioleta (UV)

El recubrimiento UV ayuda a proteger sus ojos de la radiación nociva del sol. Este tipo de recubrimiento puede no ser necesario en algunos tipos de lentes plásticos que por sus características internas ya bloquean la luz ultravioleta.

Lentes de sol con prescripción también ofrecen protección UV. Quienes prefieren un solo par de anteojos para el interior y el exterior pueden beneficiarse de los lentes fotocromáticos. Estos lentes automáticamente se ajustan con base en la exposición a la luz, van adquiriendo un tinte más oscuro bajo la luz del sol y se aclaran cuando están en interiores. Una desventaja es que los lentes fotocromáticos no funcionan bien dentro de los carros o los aviones debido a que las ventanas bloquean los rayos de luz que desencadenan los cambios del tinte de los lentes. En algunos entornos, es posible que tome varios minutos para que el tinte del lente cambie de oscuro a claro.

●     Lentes Polarizados

Las lentes polarizadas son un grupo de lentes que cuentan con una tecnología que hace que el deslumbramiento por la luz del sol reflejada en superficies (pavimento, cofres de carros, el mar, nieve, etc.) sea eliminado y ayuda a mejorar la percepción del relieve de los objetos. Este tipo de tecnología es muy común encontrarla en los lentes solares o deportivos, lo que los hace perfectos para actividades al aire libre o bien manejar en climas soleados.

Es importante aclarar que este tipo de lentes, si bien ayudan a que la visión sea más cómoda bajo el sol, no poseen una protección por sí solos contra los rayos del sol. Esta protección se agrega a la lente en un proceso de fabricación distinto o bien por las mismas propiedades que tenga el material con el que esté fabricada la lente, como por ejemplo el policarbonato, que posea un grado de protección contra rayos UV. Si adquieres este tipo de lentes, pregunta a tu especialista si poseen protección contra los rayos UV.

Como mencionamos anteriormente, este tipo de lentes son ideales para actividades en exteriores, deportes como ciclismo o voleibol de playa o bien manejar en condiciones de mucha iluminación como en día soleados, o en nieve.

●     Lentes Fotocromáticos

La tecnología fotocromática, permite a la lente oscurecerse al momento en que ésta entra en contacto con los rayos del sol por una reacción química y vuelve a aclararse al estar en interiores o al no tener contacto con radiación UV suficiente. Estas propiedades hacen que estos lentes sean ideales para personas que buscan una buena visión tanto en exteriores como en interiores y que además cumpla la función de un lente solar e incluso puede ser un lente excelente para el trabajo en oficina si agregamos un tratamiento antirreflejante.

Algo importante de mencionar es que este lente, no se oscurecerá dentro de un auto, ya que, debido al parabrisas, la cantidad de radiación UV proveniente del sol, se ve reducida y como mencionamos antes, el lente requiere de esta radiación para activar su propiedad fotocromática. Sin embargo, actualmente existen lentes fotocromáticas que, incluso en interiores, conservan una tonalidad ligeramente oscura y al estar en exteriores este tono oscurece aún más, lo cual lo hace una mejor opción para manejar. También existen en diferentes tonalidades de colores, pregunta a tu especialista qué colores están disponibles y cuál podría ser más beneficioso para ti.

¿Cuánto debo invertir en mis lentes?

Muchos buscan monturas costosas de diseñador, sin embargo, invertir mucho en la montura no significa que se van a tener mejores lentes. No tienes que tener una montura de diseñador para tener un buen par de anteojos.

No obstante, no hay que ahorrar en el precio cuando se trata de los lentes, en especial de los bifocales, trifocales o progresivos. Su optómetra le ayudará a elegir unos buenos lentes con una sección de lectura amplia para minimizar la distorsión.

Gotas para los ojos…lo que es necesario saber

¿Sueles utilizar gotas para los ojos por recomendación de amigos o algún familiar sin tener certeza sobre si esa gota es la que realmente necesitas o cómo usarla y por cuánto tiempo?

En México, los medicamentos oftálmicos actualmente no son controlados, salvo algunas pocas excepciones, lo cual permite un fácil acceso a diferentes medicamentos en esta presentación de gotas, que si bien, no causan un daño severo que ponga en riesgo la vida de la persona, si pueden causar enfermedades como glaucoma, cataratas, irritación, entre otras.

Las gotas para los ojos son parte clave de los recursos de tratamiento que utiliza un oftalmólogo. Algunas de las gotas oftálmicas más comunes que puedes encontrar son:

  • Las gotas para dilatar la pupila durante un examen ocular
  • Las gotas para aliviar el enrojecimiento de los ojos
  • Las gotas lubricantes para el ojo seco
  • Las gotas para aliviar el prurito (comezón) ocular (gotas anti-alérgicas)
  • Las gotas de anestesia para antes de una cirugía
  • Las gotas antibióticas para algunas infecciones
  • Las gotas antiinflamatorias
  • Las gotas para reducir la presión intraocular utilizadas en el tratamiento del glaucoma a largo plazo

A continuación, te damos una lista de medicamentos que pueden afectar tus ojos, en el caso de no usarse de manera adecuada. Recuerda que lo mejor es siempre acudir con un especialista para que revise tu condición y sea quien recete el medicamento que necesitas, como utilizarlo y por cuánto tiempo.

 1.- Nafazolina (Solutina, Naphacel): es una sustancia que es comúnmente utilizada por muchas personas para aliviar el enrojecimiento en los ojos. La nafazolina actúa como un descongestivo y vasoconstrictor, generando una reducción en el ojo rojo, sin embargo, el enrojecimiento de los ojos es un signo de que algo más está sucediendo, ya sea una infección, una reacción alérgica, ojo seco, entre muchas otras alteraciones que provocan un enrojecimiento ocular.  Por si sola la nafazolina no resolverá estas alteraciones, sólo disfrazará este signo de enrojecimiento, y la causa verdadera puede quedar desatendida, empeorando con el tiempo.

Si se utiliza de manera prolongada o en dosis altas, la nafazolina puede provocar irritación y enrojecimiento ocular en un efecto de “rebote”. Además, estas gotas para los ojos están contraindicadas en pacientes que tengan diagnóstico de glaucoma de ángulo estrecho y dentro de sus efectos secundarios se encuentra el del aumento de la presión intraocular.

2.- Antibióticos: a diferencia de los antibióticos tomados, las gotas de antibióticos oftálmicos no requieren de una receta médica para su venta. Los antibióticos, son medicamentos utilizados en el tratamiento de infecciones por bacterias, sin embargo, hay personas que utilizan estos medicamentos sin saber realmente si tienen una infección y además si esta es una infección por bacteria.

La automedicación de antibióticos, puede no ser efectiva, sobre todo cuando no son utilizados por el tiempo adecuado y en la cantidad adecuada, generando una resistencia mayor de la bacteria a los medicamentos y agravamiento de la infección.

Entre los antibioticos comunmente utilizados estan : Ciprofloxacino (Sophixin), Moxifloixacino (Mifloko), Tobramicina (Tobrex), Netilmiucina (Netira), entre otros.

3.- Esteroides: los corticoides son medicamentos que se utilizan para el tratamiento de inflamaciones, alergias y es común encontrarlos en combinación con antibióticos y son justamente estas combinaciones que, si no son recetados por un especialista y utilizados sin precaución, puede ocasionar daños a la visión. Los efectos secundarios de estos medicamentos son los siguientes

  • Aumento de la presión intraocular y aparición de glaucoma secundario a uso de esteroides
  • Aparición de cataratas
  • Inmunosupresión (lo que puede complicar las infecciones por virus)

El aumento de la presión intraocular por el uso de esteroides puede generar glaucoma, enfermedad que causa una ceguera irreversible. Por otro lado, las cataratas, siendo una afectación reversible, conlleva un procedimiento quirúrgico de por medio, que pudo haber evitado. Entre las gotas para los ojos con corticoides encontramos:Lotedprenol (Lotesoft),Fluorometolona (Flumetol) Prednissolona, Dexametasona

4.- Lubricantes: por sí solos los lubricantes no suelen tener efectos secundarios, pero es importante saber que tan seguido colocar el lubricante y cuál es el más adecuado para nuestra situación en particular. Muchos medicamentos oftálmicos, incluyendo los lubricantes, contienen conservadores, que, al usar la gota de manera prolongada, puede provocar irritación o alergias que, en vez de resultar benéfico, termina como un problema más a la condición en tratamiento.

Un profesional podría recomendarte el uso de lubricante (Humylub PF, Hyabak,Thealoz Duo…), pero sin conservadores, para que pueda ser colocado de manera prolongada, teniendo un menor riesgo de una reacción alérgica o irritación en la superficie ocular.

El uso de gotas para los ojos sin orientación y vigilancia médica es algo que hay que evitar. Sin bien la vida no corre riesgo con el uso de medicamentos oftálmicos, si pueden causar una afectación severa en la visión como complicaciones por infecciones bacterianas y otros daños que pueden llegar a ceguera, ya sea reversible por catarata o irreversible por un glaucoma.

Recuerda que es más importante prevenir, y esto se logra acudiendo a revisiones periódicas con un especialista y así de ser necesario, llevar un adecuado tratamiento con el menor riesgo posible de efectos secundarios y vigilancia de los mismos.

Los medicamentos oftálmicos al igual que los medicamentos tomados, no deben tomarse a la ligera, aunque la recomendación de algún familiar o amistad sea con buenas intenciones, puede que no conozcan realmente tu situación y en vez de ayudarte podría agravar más tu situación. Siempre es mejor buscar información y orientación con un especialista, para resolver dudas sobre el uso de cualquier medicamento.

Recomendaciones Generales

Debido a que son tantos los distintos tipos de gotas oculares, es difícil generalizar al respecto. Pero las siguientes son algunas cosas que se aplican a todas ellas.

  • Presta atención a tu médico

Tu oftalmólogo podrá decirte qué es lo que debes saber acerca de cualquier tipo de gotas oftálmicas que te sean prescritas, de las que se utilizan en algún procedimiento, o de las que se venden sin fórmula médica. Nunca pongas en tus ojos nada que no se haya destinado para estar en contacto con ellos.

  • Utiliza las gotas oftálmicas en la forma indicada

Asegúrate de aplicar la cantidad adecuada de gotas a la hora indicada. Para las gotas para los ojos que se venden con prescripción médica, debes seguir fielmente las recomendaciones de tu médico. Para las gotas que se venden sin fórmula médica, sigue las instrucciones del empaque o etiqueta.

  • Asegúrate de que las gotas entren realmente a tus ojos

Puede ser difícil lograr que las gotas entren al ojo sin derramarse, sin que caigan donde no es o también que se apliquen más de las necesarias. Aprende cómo aplicar las gotas en los ojos y pide ayuda si la requieres.

Aprende cómo utilizar las gotas para los ojos

Paso 1: Lee las instrucciones de tu médico

El momento y la dosis de tus gotas para los ojos pueden marcar una gran diferencia en tu tratamiento. Ya sea que estés usando gotas para el glaucoma, el ojo seco, una infección o una alergia, debes utilizar correctamente las gotas para obtener el beneficio completo. Si tienes problemas para utilizar las gotas, y para hacerlo en el horario correcto, habla con tu oftalmólogo sobre tus opciones.

  • Utiliza las gotas exactamente en el momento y la forma como te indique tu médico.
  • Si necesitas aplicar más de un tipo de gotas para los ojos al mismo tiempo, espera de 3 a 5 minutos entre los diferentes tipos de medicamentos.
  • Pregúntale a tu oftalmólogo o farmacéutico si puedes guardar las gotas en el refrigerador. Cuando las gotas están frías, puede ser más fácil sentir la gota cuando golpea el ojo, de modo que pueda saber dónde han caído.

Paso 2: Prepárate

  • Lávate siempre las manos antes de manipular las gotas oftalmológicas o para tocarse los ojos.
  • Si utilizas lentes de contacto, retíralos — a menos que tu oftalmólogo te haya dicho que te los dejes puestos.
  • Agita las gotas vigorosamente antes de utilizarlas.
  • Quita la tapa del medicamento en gotas para los ojos, pero no toques la punta del gotero. Si lo haces, el gotero podría recoger bacterias de tus dedos y contaminar el frasco del medicamento.

Paso 3: Coloca las gotas en tu ojo

  • Inclina la cabeza ligeramente hacia atrás y mira hacia arriba. A algunas personas les resulta útil concentrarse en un punto específico del techo. Puede ser útil pegar una foto o un recorte de una revista al techo para que tus ojos puedan enfocarlo.
  • Usa una mano para tirar del párpado inferior hacia abajo, alejándolo del ojo. Esto forma un bolsillo para atrapar la gota.
  • Sostén la punta del gotero directamente sobre el bolsillo del párpado.
  • No toques el frasco con tu ojo o párpado. Esto puede dar a las bacterias u otros contaminantes la oportunidad de crecer en tus gotas para los ojos.
  • Aprieta el frasco suavemente y deja que las gotas oftalmológicas caigan en el bolsillo.

Si estás demasiado ansioso por colocarte gotas para los ojos

Los niños y las personas que tienen reacciones fuertes a cualquier cosa cerca de sus ojos, pueden tener dificultades para mantener los ojos abiertos. Si ese es tu caso, intenta con este método:

  • Inclina la cabeza hacia atrás tanto como te sea cómodo, o recuéstate en una cama o sofá.
  • Mantén los ojos cerrados.
  • Sostén el frasco de gotas para los ojos con el pulgar y los dos primeros dedos. Coloca los otros dos dedos de tu mano sobre tu nariz para darle más estabilidad.
  • Sin tocar el párpado con el frasco, coloca una gota en el rabillo del ojo cerca de la nariz.
  • Con la cabeza todavía inclinada hacia atrás, abre los ojos y parpadea varias veces hasta que la gota se deslice dentro del ojo.

Si sigues teniendo problemas

  • Si es posible, pídele a un familiar, vecino o amigo que te ayude en las gotas utilizando el método alternativo descrito anteriormente.
  • Pregúntale a tu médico acerca de los dispositivos de asistencia para gotas para los ojos. Estos dispositivos pueden ayudarte a apuntar la gota, apretar la botella y mantener el ojo abierto.

Paso 4: Cierra los ojos y no parpadees

  • Aplica una presión suave en los conductos lagrimales, donde el párpado se encuentra con la nariz. Mantén cerrados los conductos lagrimales durante uno o dos minutos — o el tiempo que te recomiende tu oftalmólogo — antes de abrir los ojos. Esto le dará tiempo al ojo para que absorba la gota, en lugar de eliminarla por la nariz.
  • Si alguna gota se filtra, utiliza un pañuelo de papel para secarla con tus párpados cerrados.
  • Repite los pasos 3 y 4 con el otro ojo, si es necesario.

Paso 5: Lava tus manos

Es importante lavarte las manos con agua y jabón después de manipular medicamentos y de tocarse la cara.

Prevención del glaucoma: ¿Por qué es importante?

El Glaucoma, es la segunda causa principal de ceguera, pero es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo al igual que en México. Se estima que en México existen alrededor de 1.5 millones de personas con glaucoma y el 70% de ellas no saben que la padecen.

“El glaucoma es una enfermedad muy malinterpretada. Generalmente, las personas no son conscientes de la gravedad o de quiénes se ven afectados”. OMS

Cuatro datos claves sobre el glaucoma

1. El glaucoma es una de las causas principales de ceguera

El glaucoma puede llevar a la ceguera si no recibe tratamiento. Desafortunadamente, alrededor del 10 % de las personas con glaucoma que reciben tratamiento adecuado experimentan, de todos modos, pérdida de la visión.

2. No existe cura (todavía) para el glaucoma

El glaucoma aún no tiene cura, y no es posible recuperar la visión perdida. Con medicación y/o cirugía, es posible detener la pérdida adicional de la visión. Debido a que el glaucoma de ángulo abierto es una afección crónica, es necesario controlarlo de por vida. El diagnóstico es el primer paso para conservar su visión.

3. Todos corremos el riesgo de desarrollar glaucoma

Todos corremos el riesgo de desarrollar glaucoma, desde bebés hasta individuos de edad avanzada. Las personas de edad avanzada presentan un mayor riesgo de desarrollar glaucoma, pero los bebés pueden nacer con glaucoma (aproximadamente 1 de cada 10.000 bebés nacidos en los Estados Unidos). Los adultos jóvenes también pueden tener glaucoma. Los afrodescendientes son particularmente susceptibles a padecerlo a temprana edad.

4.Es posible que no haya ningún síntoma de advertencia

En el caso del glaucoma de ángulo abierto, es decir, la forma más frecuente, prácticamente no existen síntomas. Generalmente, no se asocia ningún tipo de dolor al aumento de la presión ocular. La pérdida de la visión comienza con la visión periférica o lateral. Es posible que, de manera inconsciente, compense esta pérdida moviendo la cabeza hacia los lados, y podría no advertir nada hasta que la pérdida de la visión sea significativa. La mejor manera de proteger su visión del glaucoma es sometiéndose a examen oftalmológico. Si tiene glaucoma, puede comenzar el tratamiento de inmediato.

¿Cómo podemos prevenir el glaucoma?

Si bien evitar la aparición de la enfermedad no es posible por ahora, si es posible evitar que la afectación de la visión sea grave e incluso es posible evitar la ceguera que esta enfermedad causa, permitiendo a la persona que la padece, realizar sus actividades diarias sin mayor afectación en su calidad de vida.

1. Acude a revisión con un médico oftalmólogo periódicamente.

Es importante que mantengamos revisiones constantes con un especialista, ya que esto ayudaría al profesional a detectar cambios significativos en tus ojos y de haberlos, poder actuar a tiempo, obteniendo un diagnóstico oportuno y un tratamiento más eficaz. Estas revisiones deben incluir la evaluación de la parte externa e interna de tu ojo, medición de la presión intraocular y evaluación de tu retina y nervio óptico.

2. Identifica los factores de riesgo para padecer glaucoma:

Algunas personas corren un mayor riesgo que el normal de padecer glaucoma. Esto incluye a personas que:

  • son mayores de 40
  • tienen parientes con glaucoma
  • son de ascendencia africana, hispana, o asiática
  • tienen presión ocular alta
  • tienen hipermetropía o miopía
  • sufrieron una lesión en el ojo
  • uso prolongado de esteroides
  • tienen córneas delgadas en el centro
  • sufren de estrechamiento del nervio óptico
  • tienen diabetes, presión alta, migrañas, mala circulación de la sangre u otros problemas de salud que afectan a todo el cuerpo.

Habla con tu oftalmólogo acerca de tu riesgo de padecer glaucoma. Las personas que tengan más de una de estas características corren un riesgo aún mayor de glaucoma.

3. Mantén un peso saludable:

el sobrepeso y obesidad, son factores de riesgo para padecer enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas, algunos tipos de cánceres, etc. ¿Pero también glaucoma? Si bien no es una causa directa, padecer alguna de las enfermedades antes mencionadas, puede hacerte más propenso a complicaciones en todo tu cuerpo, entre ellas el glaucoma. Por eso es importante que mantengas una buena alimentación y ejercicio que te ayude a mantener un peso saludable y tener menor riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

Recuerda, que siempre será mejor invertir en tu salud, acude con un especialista de la salud visual por lo menos una vez al año y mantén chequeos regulares de tu salud en general. Es importante que tengas en cuenta que el glaucoma es una enfermedad silenciosa en sus etapas iniciales, no presenta síntomas notorios, hasta que ya está avanzada la enfermedad. Por esto mismo la prevención es clave, solo con revisiones periódicas es posible detectar a tiempo el glaucoma y evitar que llegue a la ceguera.

Una Vida Saludable para tus Ojos…Recuerda…

  • Examen oftalmológico

Para muchas personas, contar con una buena visión significa contar con una buena salud ocular. Sin embargo, esto no siempre es así. Los exámenes oftalmológicos regulares pueden detectar problemas antes de que sea demasiado tarde, y eso solo puede marcar la diferencia para salvar su vista.

  • Diabetes y la salud ocular

Controlar la glucosa. El exceso de azúcar en la sangre durante mucho tiempo puede causar daños en varias partes del cuerpo, incluyendo los pequeños vasos sanguíneos de los ojos.

  • Dieta y nutrición

Los alimentos con alto contenido de vitaminas C y E, zinc, luteína, zeaxantina y los ácidos grasos omega 3 DHA y EPA son buenos tanto para la salud ocular como para la salud general. Los cítricos, los aceites vegetales, los pimientos de los 3 colores, los frutos rojos, las nueces, los cereales integrales, las verduras de color oscuro y los pescados de agua fría son excelentes para la salud ocular.

  • Fumar y la salud de sus ojos

Evitar fumar. Este hábito aumenta el riesgo futuro de padecer cataratas, glaucoma y degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Cuanto más fuma una persona a lo largo de su vida, más altos son los riesgos.

  • La Marihuana y el Glaucoma

La marihuana medicinal se promociona como un tratamiento para muchas enfermedades, incluido el glaucoma. ¿Pero funciona de verdad?

Para reducir la presión ocular de manera considerable y constante tendría que ingerir entre 18 y 20 mg de THC de seis a ocho veces al día, todos los días. Esta enorme cantidad de cannabis afectaría drásticamente su estado de ánimo, su claridad mental y (si la fuma) la salud pulmonar. No podrá conducir, manejar maquinaria ni realizar muchas actividades diarias.

  • Deportes y recreación

Practicar ejercicio aeróbico. Esta sana práctica también podría beneficiar a las personas que ya han sido diagnosticadas de glaucoma evitando que la enfermedad avance, por supuesto sin olvidar el tratamiento.

Problemas de aprendizaje en niños : ¿ Y si la visión es la causa?

Los expertos dicen que el 80% de lo que un niño aprende en la escuela es información presentada visualmente. Por lo tanto, una buena visión es esencial para que los estudiantes de todas las edades alcancen su máximo potencial académico.

Los problemas de los ojos pueden afectar a un niño de muchas maneras en el salón de clases: ver la pizarra desde el fondo del salón o leer un libro en su escritorio.

Simplemente descartar los errores de refracción es el primer paso para garantizar que su hijo esté visualmente listo para la escuela. Pero miopíahipermetropía y  astigmatismo  no son las únicas alteraciones visuales que pueden dificultar el aprendizaje.

Los problemas oculares menos obvios relacionados con el funcionamiento de los ojos y la forma en que el cerebro procesa la información visual también pueden limitar la capacidad de aprendizaje de su hijo.

Las dificultades visuales que pueden afectar el rendimiento académico y de lectura se denominan problemas oculares relacionados con el aprendizaje.

Problemas de visión y aprendizaje

Los problemas oculares relacionados con el aprendizaje no son problemas de aprendizaje.

El término «discapacidad de aprendizaje» es un término más amplio que se usa para describir problemas neurológicos que afectan la forma en que una persona recibe y procesa la información. Los ejemplos de discapacidades de aprendizaje específicas incluyen dislexia, trastornos de la percepción y daño cerebral.

Pero algunos problemas oculares pueden contribuir a los problemas de aprendizaje. Un niño que tiene dificultades en la escuela puede tener una discapacidad de aprendizaje específica, un problema ocular relacionado con el aprendizaje o ambos.

Si le preocupa el desempeño de su hijo en la escuela, debe encontrar la causa (o causas) subyacentes del problema. La mejor manera de hacer esto es a través de un enfoque de equipo que puede incluir a los maestros del niño, un psicólogo escolar, un  oftalmólogo que se especializa en la visión de los niños y los problemas oculares relacionados con el aprendizaje, y pueden ser otros profesionales.

La identificación de todas las causas que contribuyen a los problemas de rendimiento en la escuela aumenta las posibilidades de que el problema se maneje con éxito.

Tipos de problemas oculares relacionados con el aprendizaje

La visión es un proceso complejo que involucra no solo a los ojos, sino también al cerebro.

Si tu hijo suele acercar la cabeza al libro cuando lee, es posible que tenga un problema de visión que afecte su capacidad de aprendizaje.

Los problemas de aprendizaje pueden provocar depresión y baja autoestima. Ver a un oftalmólogo debe ser uno de sus primeros pasos.

Los problemas oculares específicos relacionados con el aprendizaje se pueden clasificar en tres tipos. Los dos primeros tipos afectan principalmente a la entrada visual. El tercero afecta principalmente al procesamiento visual y la integración.

  1. Salud ocular y problemas de refracción

Estos problemas pueden afectar la agudeza visual en cada ojo. Los errores de refracción incluyen miopía, hipermetropía y astigmatismo, pero también incluyen errores ópticos más sutiles llamados aberraciones de orden superior..

Los problemas de salud ocular pueden causar baja visión — agudeza visual permanentemente reducida que no se puede corregir con anteojos convencionales, lentes de contacto o cirugía refractiva.

  1. Problemas oculares funcionales 

La visión funcional se refiere a una variedad de funciones específicas del ojo. y el control neurológico de estas funciones, como la asociación ocular (binocularidad), los movimientos oculares finos (importantes para una lectura eficaz) y la acomodación (rango de enfoque, precisión y flexibilidad).

Los déficits en las habilidades visuales funcionales pueden causar visión borrosa o doble, fatiga visual y dolores de cabeza que pueden afectar el aprendizaje. La insuficiencia de convergencia es un tipo específico de problema ocular funcional que afecta la capacidad de ambos ojos para permanecer alineados con precisión y comodidad durante la lectura.

  1. Problemas visuales y de percepción 

La percepción visual incluye comprender lo que usted ve, identificarlo, apreciar su significado y relacionarlo con información previamente almacenada en el cerebro. Esto significa, por ejemplo, reconocer palabras que ha visto antes y usar los ojos y el cerebro para formar una imagen mental de las palabras que ve.

La mayoría  de los exámenes oculares anuales  solo evalúan la primera de estas categorías de problemas oculares: los relacionados con la salud ocular y los errores de refracción. Sin embargo, muchos optometristas que se especializan en problemas oculares infantiles y terapia visual ofrecen exámenes para evaluar problemas oculares funcionales y problemas oculares de percepción que pueden afectar el aprendizaje.

El daltonismo, aunque generalmente no se considera un problema ocular relacionado con el aprendizaje, puede causar problemas en la escuela para los niños pequeños si se requiere la combinación de colores o la identificación de colores específicos en las actividades del aula. Por esta razón, todos los niños deben hacerse un examen de la vista que incluya una prueba de daltonismo  antes de comenzar la escuela.

Síntomas de problemas oculares relacionados con el aprendizaje

Los síntomas comunes de los problemas oculares relacionados con el aprendizaje incluyen:

  • Dolores de cabeza o vista cansada
  • Visión borrosa o  visión doble
  • Ojos cruzados u ojos que parecen moverse independientemente uno del otro (Obtenga más información sobre  (estrabismo)
  • No le gusta o evita leer y cerrar el trabajo
  • Breve lapso de atención durante las tareas visuales
  • Girar o inclinar la cabeza para usar solo un ojo, o cerrar o tapar un ojo
  • Coloque la cabeza muy cerca del libro o escritorio cuando lea o escriba.
  • parpadeo o frotamiento excesivo de los ojos
  • Perder el lugar mientras lee o usar un dedo como guía
  • Velocidad de lectura lenta o mala comprensión de lectura
  • Dificultad para recordar lo leído
  • Omitir o repetir palabras, o confundir palabras similares
  • Inversión persistente de palabras o letras (después del segundo año)
  • Dificultad para recordar, identificar o reproducir formas
  • Mala coordinación ojo-mano
  • Evidencia de inmadurez del desarrollo

Si su hijo tiene uno o más de estos síntomas y tiene problemas para aprender, es posible que tenga un problema ocular relacionado con el aprendizaje.

Para determinar si existe tal problema, consulte a un óptico que se especialice en la visión de los niños y problemas oculares relacionados con el aprendizaje para una evaluación completa.

Si no se detectan problemas oculares, es posible que los síntomas de su hijo se deban a una disfunción no visual, como la dislexia u otra discapacidad específica del aprendizaje. Consulte a un especialista en educación para una evaluación para descartar estos problemas.

Tratamiento de problemas oculares relacionados con el aprendizaje

Si a su hijo se le diagnostica un problema ocular relacionado con el aprendizaje, el tratamiento suele consistir en un programa de terapia de la vista individualizado y supervisado por un médico.

También se pueden recetar anteojos especiales para usar a tiempo completo o para tareas específicas como leer.

Si su hijo también está recibiendo servicios especiales por una discapacidad de aprendizaje, pídale al óptico que supervisa la terapia de la vista de su hijo que se comunique con el maestro de su hijo. En algunos casos, la terapia visual y las actividades de recuperación del aprendizaje pueden combinarse, y un esfuerzo cooperativo para resolver los problemas de aprendizaje de su hijo suele ser el mejor enfoque.

Recuerde que los niños con dificultades de aprendizaje también pueden experimentar problemas emocionales, como ansiedad, depresión y baja autoestima.

Asegúrele a su hijo que los problemas de aprendizaje y los problemas oculares relacionados con el aprendizaje no dicen nada sobre la inteligencia de una persona. Muchos niños con dificultades de aprendizaje tienen coeficientes intelectuales por encima del promedio y simplemente procesan la información de manera diferente a sus compañeros.

Nuestros ojos pueden decirnos mucho de nuestra salud general

#Amatusojos

Casi todos los habitantes del planeta tenemos la posibilidad de padecer un problema de salud ocular a lo largo de nuestra vida y esto me ha llevado a reflexionar cómo ayudar a mis pacientes a que tomen consciencia sobre atender su propia salud ocular.

Llevar un estilo de vida saludable pareciera tan sencillo como:

  • Reducir el consumo de tabaco y alcohol
  • Mantener un peso saludable mediante una alimentación sana y ejercicio físico
  • Mantener niveles normales de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol

Las 4 «P» para cuidar tus ojos 

Como líderes de la salud visual, en Positive Visión Center, nos comprometemos a enseñarte a descubrir lo que debes hacer para prevenir la pérdida de visión y para protegerla, preservarla y darle prioridad. Te invitamos a unirte a la campaña #Amatusojos.

Amar tus ojos es:

Prevenir

Muchas enfermedades oculares se pueden prevenir adoptando un estilo de vida saludable: Comer sano y adoptar hábitos saludables

Llevar una dieta sana y equilibrada es a menudo el paso crucial para mantener un peso saludable, controlar, la obesidad y prevenir enfermedades que además pueden afectar la salud ocular, como la diabetes y la hipertensión arterial

Llevar un estilo de vida saludable pareciera tan sencillo como:

  • Reducir el consumo de tabaco y alcohol
  • Mantener un peso saludable mediante una alimentación sana y ejercicio físico
  • Mantener niveles normales de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol

Proteger

Así como llevar un estilo de vida saludable te ayuda a prevenir varias enfermedades oculares, es igualmente importante proteger y cuidar tus ojos. Los riesgos incluyen desde la luz solar intensa, los accidentes laborales hasta la exposición prolongada a las pantallas.

  1.  Usa gafas protectoras

Es importante proteger nuestros ojos de las radiaciones nocivas producidas por los rayos ultravioleta emitidos por el sol. Usar gafas de sol de buena calidad es el paso más sencillo que podemos dar para proteger nuestros ojos de radiaciones   dañinas cuando salimos de casa.

Un lugar de trabajo saludable también es importante para tus ojos. Si estás expuesto a productos químicos peligrosos, radiaciones, partículas volátiles y calor excesivo, debe usar gafas protectoras según lo recomendado por las normas y lineamientos ocupacionales.

  1. Limpia y cambia periódicamente tus cosméticos

Es fundamental mantener un buen régimen de cuidado y limpieza con el uso de maquillaje y cosméticos para los ojos, ya que estos pueden inducir problemas como sequedad de la superficie ocular a reacciones alérgicas.

  1. Trabaja de forma amigable con el cuerpo

Ahora que el uso de dispositivos se ha convertido en una parte integral de nuestras vidas, es importante reducir el tiempo frente a la pantalla y tomar descansos regulares para evitar síntomas como fatiga visual, dolor de cabeza, sequedad de ojos y problemas musculoesqueléticos, todos los cuales vienen bajo lo que se conoce como síndrome de visión por computadora o fatiga visual digital.

Para minimizar los síntomas y trabajar de manera eficiente, es importante garantizar un parpadeo completo y consciente, descansos regulares (regla 20-20-20), una buena postura, una iluminación óptima para reducir el deslumbramiento en el monitor y optimizar el entorno de trabajo para reducir los síntomas musculoesqueléticos. La regla 20-20-20 es un patrón bueno y eficiente para ayudar a tus ojos a evitar la tensión de mirar la pantalla durante mucho tiempo. Por cada 20 minutos que pases usando una pantalla, debes intentar apartar la mirada hacia un objeto que se encuentra a 20 pies (6 metros) de distancia durante 20 segundos.

Preservar

Planifica y obtén un examen de la vista completo y regular. Un examen ocular completo garantizará que su profesional de la salud visual obtenga un historial médico detallado y un historial familiar para comprender sus factores de riesgo, seguido de un control de la vista.

Priorizar

Considera “Ama tus ojos” como una misión de vida y también educa a tu familia, seres queridos y comunidad sobre la importancia de los ojos y la visión.

HAZ UNA PROMESA

El segundo jueves de octubre se celebra el Día Mundial de la Vista. Una fecha decretada por Organización Mundial de la Salud (OMS) conjuntamente con el Organismo Internacional de Prevención de la Ceguera (IAPB).

Participa comprometiéndote con #Amatusojos. Comprométete a hacerte un examen prueba de la vista regularmente o cuidar tus ojos y compartir en las redes sociales para alentar a otros a hacer la promesa también.

¡¡Todos Contamos!!

La salud Visual es un beneficio…aprender para vivir mejor

Cuidado de los ojos y pestañas para preservar la vista

Rara vez pensamos en ellos, sin embargo, es muy difícil prescindir de los ojos. Estos órganos, esenciales para la vista, son particularmente vulnerables, mucho más que otros órganos del cuerpo humano. Además de estar constantemente estresados, los ojos están sujetos a muchas agresiones externas como polvo, viento, humos, luces fuertes y por supuesto pantallas. Por tanto, es necesario saber cómo conservarlos para mantener una buena visión. Para ayudarte con eso, aquí tienes los 10 mejores consejos para cuidar tus ojos.

Resumen
# 1 Cuida especialmente tus pestañas
# 2 Opta por un desmaquillado suave
# 3 Hidrata tus ojos
# 4 Descansa tus ojos
# 5 Trabaja en un entorno adecuado para cuidar tu vista
# 6 Mantén una buena distancia de la pantalla
# 7 Protege los ojos de los rayos ultravioleta del sol
# 8 No te frotes los ojos con las manos
# 9 Pon buenos nutrientes en tu plato para cuidar tu visión
# 10 Consulta a un oftalmólogo

# 1 Cuida especialmente tus pestañas

Los ojos tienen una protección natural que mantiene a raya los cuerpos extraños: las pestañas. Sin embargo, no siempre son suficientes y, como el cabello, están sujetos a roturas. El uso diario de productos de belleza como rizadores de pestañas, rímel, tratamientos espesantes, desmaquillantes, etc. compromete la fuerza de las pestañas y eventualmente se caen. Afortunadamente, el potencial de crecimiento de las pestañas dura entre 2 y 3 semanas.
¡Uf, eso es un alivio! Por otro lado, con la edad este potencial de crecimiento disminuye y las pestañas se vuelven más frágiles que antes.

Pero tenemos una buenas noticia ¡Es posible aumentar naturalmente la vida útil de tus pestañas y de tu vista aplicando los consejos que aquí te detallamos.

# 2 Opta por un desmaquillado suave

  • Un desmaquillante inadecuado o desmaquillarte de manera inadecuada también daña las pestañas.
  • Enjuaga y retira completamente cualquier limpiador de tus párpados. Pasa una toallita húmeda o algodón limpio húmedo a lo largo de la línea de las pestañas para remover todo el maquillaje y residuos del limpiador.

El desmaquillante elegido se aplica masajeando delicadamente sin algodón.

# 3 Hidrata tus ojos

Las agresiones sufridas por los ojos los resecan, lo que provoca picazón, comezón y sensación de malestar. Si este tipo de situación persiste, aparece el ojo seco, dejando la puerta abierta a infecciones e irritación de la córnea.

Para evitar que esto te suceda, el tratamiento a ser favorecido es el uso de gotas o sustitutos de lágrimas, en caso contrario también puedes recurrir a la aplicación de compresas de agua tibia durante 5 minutos. Antes de volver a abrir los ojos, masajea suavemente los párpados superior e inferior durante un minuto con los dedos. Luego cierra los ojos normalmente durante 2 segundos antes de volver a abrirlos. Finalmente, vuelve a cerrar los ojos apretando los párpados con fuerza durante 6 segundos y vuelva a abrirlos. ¡Efecto frescor garantizado! Esta técnica alivia la picazón en los ojos y la sequedad más o menos severa de los ojos.

# 4 Descansa tus ojos

Con la tecnología, es difícil prescindir de las pantallas. Si trabajas en una computadora, considere la regla 20-20-20. Ella dice que después de 20 minutos de estar frente a una pantalla, hay que mirar un objeto a una distancia de 20 pies (6 metros) durante 20 segundos.

El propósito de la regla 20-20-20 es relajar las fibras musculares encargadas del enfoque. Es muy importante descansar la vista cuando nos concentramos durante mucho tiempo en la visión de cerca. Este «descanso visual» también se aplica a la lectura de libros o documentos en papel.

Cuando estás concentrado, es menos probable que parpadees. Esto contribuye a la sequedad y fatiga de los ojos. Por eso, recuerda parpadear con frecuencia para hidratarlos y descansarlos.

Una alternativa fabulosa para el descanso es la terapia Mibo Flo; esta terapia termoeléctrica proporciona alivio a la inflamación de tus ojos y al enrojecimiento después de un largo día de trabajo y además, elimina ácaros y bacterias. Se recomiendan 4 sesiones el primer mes y una sesión de mantenimiento cada 4 meses.

# 5 Trabaja en un entorno adecuado para cuidar tu vista

Si tu visión es imprescindible en tu profesión, es imperativo favorecer la luz natural. Siempre que sea posible, asegúrate de que las ventanas no estén delante o detrás de ti. Si estás trabajando en una pantalla, el reflejo de la luz natural en la computadora causará fatiga visual.

Recuerda también equiparte con un protector de pantalla o unas gafas especialmente diseñadas contra la difusión de la luz azul.

# 6 Mantén una buena distancia de la pantalla

En las profesiones en las que se usa mucho la computadora, también es importante mantener una distancia segura de ella. Recomendamos una distancia de 50 a 70 cm para cuidar tu vista o a un brazo de distancia de la pantalla, y colócala a una altura tal que la vista vaya levemente hacia abajo para mirarla.

  • Evita utilizar pantallas a la intemperie o en áreas de iluminación brillante, donde el brillo sobre la pantalla puede crear un mayor esfuerzo visual.
  • Gradúa el brillo y contraste de la pantalla a un nivel que te resulte cómodo.
  • Usa una buena postura al utilizar una pantalla. La mala postura puede contribuir a dolores musculares y dolor de cabeza asociados con cansancio ocular.
  • Recuerda parpadear mientras miras la pantalla.

# 7 Protege los ojos de accidentes y de los rayos ultravioleta del sol

La protección de los ojos significa que el simple uso de lentes de contacto o anteojos que pueda utilizar para corregir la visión, no es suficiente. El tipo de protección que se requiera dependerá de lo que vaya a hacer. Sus anteojos corrientes no protegen sus ojos de los impactos, de los escombros ni de los daños. De hecho, algunos anteojos pueden romperse y producir una lesión aún mayor.

Demasiado sol no solo causa quemaduras solares. Entre otras cosas, los rayos ultravioleta pueden ser perjudiciales para la salud del ojo.

Probablemente lo hayas adivinado, para cuidar los ojos, basta con llevar gafas de sol. Este es el caso, sin embargo, no todos los lentes de sol ofrecen una protección eficaz. El consejo aquí es que compres tu par en lugar certificado. Te ofrecerá unos lentes de sol homologados y adaptados al nivel de luz solar al que está expuesta tu visión.

Lo más importante de cualquier par de anteojos de sol es el poder del lente de bloquear los rayos UV. Los rayos ultravioleta (UV) del sol contribuyen a una serie de problemas visuales que incluyen cataratas, cáncer y el desarrollo de masas en el ojo. Los anteojos de sol deben ofrecer 100 por ciento de protección UV. No olvide: no importa el color ni lo oscuro que sea el tinte de los lentes de los anteojos (el tinte no tiene nada que ver con la protección UV), lo que importa es que ofrezcan cerca de 100 por ciento de protección UV.

Si pasa mucho tiempo cerca del agua, de la arena, de la nieve o en otras áreas donde la luz se refleja intensamente en las superficies, debe considerar anteojos de sol con protección polarizada. Los lentes polarizados filtran el reflejo de luz para reducir el destello.

No obstante, debe tener presente que los lentes polarizados tienen algunas desventajas. Por ejemplo, no le permitirán ver las pantallas de los teléfonos celulares, los instrumentos del tablero del automóvil y otros dispositivos que utilizan iluminación LED.

# 8 No te frotes los ojos con las manos

Todos lo hacemos. Aunque puede ser difícil abandonar este hábito natural, hacer el esfuerzo reducirá el riesgo de introducir bacterias y provocar infecciones. Si hay un cuerpo extraño (cabello, polvo) en el ojo, enjuágalo echando gotas de agua potable en él con un frasco o un gotero.

Si las molestias provocan picor, la mejor alternativa es aplicar compresas de agua fría por 10 minutos y utilizar suavemente un pañuelo desechable en lugar de tus dedos.

Si ninguno de estos consejos responde a la situación encontrada, consulta rápidamente a un oftalmólogo.

# 9 Pon buenos nutrientes en tu plato para cuidar tu visión

Cuidar tus ojos también significa comer bien. Estos son los nutrientes que se pueden utilizar para prevenir enfermedades oculares como las cataratas y la degeneración macular relacionada a la edad, cada vez más presentes en la edad adulta:

  • Omega 3 Zinc
  • Vitaminas A, C, D y E
  • Luteína, meso-zeaxantina y zeaxantina

Consume una dieta equilibrada acompañada de salmón, sardinas, trucha, pimientos de todos los colores, kale, frutos rojos, entre otros.

# 10 Consulta a un oftalmólogo

Este especialista puede decirte rápidamente si todo está bien con tu vista. De lo contrario, te aconsejará que uses anteojos o lentes de contacto.

Consulta a un oftalmólogo al menos una vez cada dos años, incluso si no tienes ningún problema de visión en particular. A partir de los 60 años, la consulta debe realizarse todos los años para prevenir el riesgo de desarrollar cataratas, glaucoma o alguna enfermedad que ponga en riesgo tú visión.

Espero con este artículo haber respondido a todas tus preguntas sobre cómo cuidar sus ojos y pestañas para preservar tu vista. ¿Tienes alguna duda o pregunta sobre la elección de lentes? Estamos a tu disposición.

Higiene y cuidado de los ojos: Consejos de maquillaje

¿Le gusta maquillarse diariamente o con frecuencia? En caso de utilizar sombras de ojos fosforescentes y pestañas postizas, recuerde estos consejos para la aplicación segura de maquillaje y cosméticos alrededor de los ojos.

Consejos para maquillaje de manera segura los ojos.

Siga estos pasos básicos para proteger sus ojos al usar maquillaje. Si tiene dudas acerca de su rutina de cosméticos, o si tiene una afección ocular que pueda requerir cuidado especial, consulte a su oftalmólogo.

  • Sólo use cosméticos si están diseñados para uso alrededor de los ojos y dermatológica y oftalmológicamente comprobados. Evite productos que contengan sustancias químicas no aprobadas o irritantes.
  • Descarte el maquillaje después de tres meses y obtenga productos nuevos. El maquillaje cremoso o líquido es vector de bacterias que causan infecciones por lo que se recomienda renovarlo regularmente. Tenga esto en cuenta al momento de hacer su compra.
  • Si desarrolla una infección ocular, deseche de inmediato su maquillaje y no use maquillaje hasta que la infección haya desaparecido.
  • Nunca comparta maquillaje, ni siquiera con miembros de la familia o amigas cercanas.
  • Cuando ensaye maquillaje en el almacén use únicamente aplicadores nuevos y muestras que no hayan sido contaminadas por múltiples usuarias. La elección más segura es evitar, de cualquier forma, las muestras en las tiendas.
  • Introduzca sólo un artículo de maquillaje o de cuidado de la piel a la vez, sobre todo si tiende a presentar reacciones alérgicas con facilidad. No agregue otro producto hasta que sepa que no está reaccionando al primero.
  • Si nota alguna reacción alérgica al maquillaje cerciórese de conocer cuáles son los ingredientes que lo componen para tenerlos presentes en otros productos e infórmele a su oftalmólogo. Él puede saber qué productos tienden a producir reacciones y como obtener alternativas menos agresivas.
  • Antes de aplicar maquillaje, asegúrese de que su cara y sus pestañas estén muy limpias.
  • Siempre aplique maquillaje por fuera de la línea de las pestañas, lejos del ojo, para no bloquear las glándulas grasosas de los párpados superior o inferior. Estas glándulas secretan una sustancia aceitosa que forma parte de la película lagrimal y protege la superficie del ojo.
  • Evite aplicar maquillaje dentro de un vehículo en movimiento.
  • Si sus pestañas están pegadas por la mascarilla u otro producto, no utilice nada agudo para separar las pestañas, sería muy fácil que picara o lesionara su ojo. Retire todo el maquillaje de los ojos en la noche antes de irse a dormir, especialmente el rímel que puede quedar pegado a las pestañas. Sino se retira adecuadamente, el maquillaje para los ojos puede producir irritación e infecciones virales o bacterianas o infestaciones por el ácaro Demodex Folliculorum.
  • Si ha tenido cirugía ocular reciente, no utilice maquillaje alrededor de los ojos hasta que su oftalmólogo le indique que lo puede hacer. Cuando empiece a usar maquillaje otra vez, hágalo con maquillaje nuevo para evitar cualquier posible infección.

Evite el maquillaje con escarcha

Tenga cuidado con el brillo metálico, con la escarcha, con el polvo brillante u otro maquillaje. Las hojuelas pueden caer dentro del ojo, entrar a la película lagrimal e irritar los ojos. El maquillaje de ojos brillante es causa común de irritación o infección de la córnea, especialmente para quienes usan lentes de contacto. Los elementos de brillo más grandes o las incrustaciones dentro del maquillaje pueden raspar y lesionar el ojo, como si entrara arena o polvo en el ojo.

Aplicación de pestañas postizas

La aplicación de pestañas postizas puede hacerse de forma segura si lo hace un profesional. La mayoría de las pestañas postizas se ponen utilizando unas pinzas depiladoras y un pegamento semipermanente especial.

Hay también pestañas magnéticas, que se aplican con un delineador que contiene mínimas partículas magnéticas. Tanto las pestañas magnéticas como las que utilizan pegamento pueden irritar y sensibilizar la piel alrededor de los ojos o caer dentro del ojo y lastimar la córnea, de no aplicarse bien. Para reducir la posibilidad de estas complicaciones, use pestañas postizas sólo para ocasiones especiales, y asegúrese de que lo haga una persona profesional. Si experimenta cualquier molestia, consulte de inmediato a un oftalmólogo.

Con el fin de hacer que la mirada se vea más expresiva se han popularizado las extensiones de pestañas, sobre las pestañas naturales, con un pegamento semipermanente. Los oftalmólogos opinan que este tratamiento cosmético puede ser seguro siempre que sean aplicadas por un profesional y se tomen las debidas precauciones para protegerse.

¿Qué son las Extensiones de Pestañas?

Hay tres tipos de extensiones de pestañas: sintéticas, de seda y de visón. Vienen en una variedad de tamaños y formas. Por lo general, las extensiones de pestañas las aplica un técnico debidamente capacitado en un salón de belleza, utilizando pinzas y un pegamento semipermanente especialmente formulado. El procedimiento puede tomar hasta dos horas y es necesario mantener los ojos cerrados durante el tiempo que requiera la aplicación. Normalmente, las pestañas postizas duran de tres a cuatro semanas, y se caen naturalmente cuando sus pestañas naturales cambian.

¿Las Extensiones y el pegamento son Seguros para sus Ojos?

Para la seguridad de sus ojos, las pestañas deben ser aplicadas por una persona debidamente capacitada, en un entorno higiénico, con sustancias químicas seguras para la piel. Dentro de los riesgos de este procedimiento están el trauma o la infección de los párpados o de la córnea; reacción alérgica al pegamento y pérdida permanente o temporal de las pestañas naturales.

La infección puede provenir de una higiene inadecuada en el salón o por daño al ojo durante la aplicación.

Los ingredientes del pegamento pueden producir reacciones alérgicas, debido a sustancias que contiene el pegamento. Una reacción alérgica puede causar dolor, picazón, enrojecimiento e inflamación. Además, puede afectar temporalmente la visión. Frotar, halar o presionar puede fracturar las pestañas más durables, e inclusive causar daño permanente del folículo de la pestaña. Aunque no es frecuente, las extensiones también puede llevar a que las fibras se adhieran por debajo del tejido ocular, lo que podría requerir su remoción quirúrgica.

¿Cómo Utilizar Correctamente el Procedimiento de Aplicación de Extensiones de Pestañas?

Asegúrese de mirar y examinar cuidadosamente toda el área de salón o del negocio, asegúrese de que la esteticista sea una persona de experiencia y fíjese cuáles son los ingredientes de los productos antes de proceder a colocarse las extensiones de pestañas. Las siguientes son algunas de las cosas que hay que preguntar:

  • ¿El lugar tiene una buena reputación? ¿Cuánto tiempo ha funcionado el negocio, y es buena su práctica de higiene? Lea los comentarios y mire atentamente las fotografías de antes y después de otras clientas.
  • ¿Qué capacitación, certificación y experiencia tiene la esteticista en la aplicación de extensiones de pestañas?
  • Pregunte cuáles son los ingredientes del pegamento y verifique sí contiene alérgenos. Confirme la fecha de caducidad para asegurarse que no esté vencida. Solicite que le realicen una prueba dérmica sobre la parte interna de la muñeca antes de que le apliquen el pegamento en los ojos.

Si tiene una reacción alérgica a las extensiones, no intente quitárselas usted misma, porque esto podría dañar sus ojos. No intente tratar la reacción por sí misma. Si no lo hace correctamente, los síntomas podrían prolongarse por mucho más tiempo. En cambio, consulte a un oftalmólogo de inmediato.

Cómo desmaquillarse los ojos

  • La vaselina es un producto muy eficiente para remover el maquillaje. Es lubricante, suaviza la piel y ayuda a retirar el maquillaje deslizándolo sin movimientos bruscos.
  • La solución espumosa con aceite de árbol de té orgánico es un producto económico recomendado para lavar los párpados y el área alrededor de los ojos. Esta solución a una concentración adecuada para uso oftalmológico es adecuada para erradicar ácaros y microorganismos por sus propiedades, anti-bacteriales, antivirales y desmaquillante que utilice, entre en sus ojos
  • Enjuague y retire completamente cualquier limpiador de sus párpados.
  • Pase una toallita húmeda o algodón limpio húmedo a lo largo de la línea de las pestañas para remover todo el maquillaje.
  • Tenga especial cuidado con los limpiadores exfoliantes y no los utilice alrededor de los ojosLos limpiadores con esferas limpiadoras o ingredientes exfoliantes pueden irritar los ojos o causar heridas en la superficie del ojo.
  • Tenga cuidado con las pestañas y con las áreas delicadas alrededor de los ojos. Las pestañas son importantes para mantener el polvo y las impurezas fuera de sus ojos. También evitan que sus ojos se sequen al bloquear el movimiento de aire sobre su película lagrimal.