Ojo Seco

La patología del ojo seco es cada vez más frecuente debido a la vida digital, el envejecimiento, las condiciones laborales y otros factores. La visión puede ser borrosa, inestable, acompañada de una sensación de malestar, ardor, grano de arena, sensación de sequedad, lagrimeo paradójico.
Estos síntomas suelen empeorar en ambientes secos con poca humedad y en ambientes ventosos. También se agravan cuando el paciente mira fijamente y parpadea poco.

¿Qué es el ojo seco ?

Hablamos de ojo seco cuando la cantidad y / o calidad de las lágrimas de un individuo es insuficiente. Las lágrimas son producidas continuamente por las glándulas lagrimales y luego se extienden por toda la superficie del ojo al parpadear. Los párpados, y la película lagrimal compuesta principalmente por agua y sustancias grasas, actúan como una fina barrera frente a la córnea.
Lo protegen de las agresiones externas (polvo, bacterias), lo humedecen, lo nutren… evitando así que se infecte y / o deteriore.
Tener ojos secos causa molestias visuales y, en algunos casos, puede provocar irritaciones de la córnea e infecciones oculares.
En los últimos años han aumentado claramente los casos de ojos secos, ante el deterioro de nuestras condiciones de vida (contaminación, climatización, etc.). Hoy, más de un tercio de la población adulta está afectada.

qué-es-el-ojo-seco