Consulta y tratamiento del Ojo Seco

En caso de sospecha de ojo seco, su oftalmólogo evalúa el ojo seco y busca la causa. Mientras los ojos estén secos, los sustitutos de las lágrimas (lágrimas artificiales, geles de lágrimas…) son muy útiles para disminuir los efectos molestos.

Examen médico en caso de ojos secos

El oftalmólogo busca los factores que pueden estar implicados en el ojo seco (medicación, cirugía ocular, infección, etc.) y evalúa el impacto del ojo seco en la calidad de vida.

Luego realiza un examen oftalmológico de párpados y ojos. Evalúa el impacto de la sequedad en la conjuntiva del ojo y en la córnea que puede estar irritada o infectada.

El oftalmólogo también puede realizar varias pruebas adicionales para los ojos secos para medir la capacidad del ojo para producir lágrimas. Una es, por ejemplo, colocar tiras de papel de filtro debajo de los párpados inferiores y medir la longitud del papel humedecido en cinco minutos.

Hoy día se cuenta con tecnología sofisticada para evaluar el ojo seco como el Oculus Keratograph 5M que integra un reporte muy completo con indicadores que orientan al oftalmólogo en la clasificación del tipo de ojo seco y la severidad de esta enfermedad.

Tratamiento del ojo seco

Sustitutos de las lágrimas

El tratamiento del ojo seco implica el uso de productos que reemplazan las lágrimas. De hecho, en la actualidad, es imposible regenerar una glándula lagrimal que no funciona lo suficiente.

El médico prescribe lágrimas artificiales o geles lagrimales, en dosis única sin conservantes, para humedecer los ojos (cloruro de sodio, carmelosa, metilcelulosa, hialuronato de sodio, Trehalosa, etc)

Estos productos tienen diferentes viscosidades. Cuanto más viscoso es el producto, más capacidad tiene para retener agua y por tanto tener el mejor resultado. Tras su aplicación, esta textura es responsable de un efecto difuminado que desaparece en pocos minutos.

Estos sustitutos de lágrimas se deben utilizar según el problema y cuando son indicados. Es importante asegurarse de que los ojos estén bien lubricados durante situaciones como trabajar delante de una pantalla, mirar televisión, viajar en automóvil o avión, donde las lágrimas se evaporan más rápidamente.

Ojos secos y daño ocular inflamatorio

Cuando hay una inflamación en la superficie del ojo (queratitis, por ejemplo), que no mejora gracias al sustituto de lágrimas, puede ser necesario un tratamiento antiinflamatorio local con corticoesteroides durante un período corto o un tratamiento con colirio de ciclosporina.

Tratamiento de la causa y factores que favorecen el ojo seco

Si un medicamento (antidepresivo, antihipertensivo, etc.) que le ha sido recetado le está provocando el ojo seco, el oftalmólogo, en coordinación con el médico tratante, puede reemplazarlo por otro o retirarlo si es posible.

Para mejorar la comodidad de la vista, suele ser muy útil actuar sobre el medio ambiente: evitar los aires acondicionados y ventiladores en favor de los humidificadores de aire.

Es importante dejar de consumir tabaco y exponerse al tabaquismo pasivo.

Para proteger sus ojos de factores ambientales dañinos y prevenir la evaporación ocular, el oculista puede recetar anteojos cerrados para ser usados ​​en ciertas situaciones.

Si se usan lentes de contacto, se puede adaptar el tipo de lentes: cambio de modelo, uso menos frecuente. Los lentes de contacto pueden estar contraindicados cuando los ojos están secos.

Cuando el síndrome del ojo seco se debe a una enfermedad general, se puede aliviar con tratamiento para la enfermedad en cuestión.

Existen otras alternativas de tratamiento muy específicos de acuerdo con la clasificación del tipo de ojo seco y severidad de la patología que pueden ser propuestos por el especialista en Ojo Seco.