Consejos

La salud Visual es un beneficio…aprender para vivir mejor

Cuidado de los ojos y pestañas para preservar la vista

Rara vez pensamos en ellos, sin embargo, es muy difícil prescindir de los ojos. Estos órganos, esenciales para la vista, son particularmente vulnerables, mucho más que otros órganos del cuerpo humano. Además de estar constantemente estresados, los ojos están sujetos a muchas agresiones externas como polvo, viento, humos, luces fuertes y por supuesto pantallas. Por tanto, es necesario saber cómo conservarlos para mantener una buena visión. Para ayudarte con eso, aquí tienes los 10 mejores consejos para cuidar tus ojos.

Resumen
# 1 Cuida especialmente tus pestañas
# 2 Opta por un desmaquillado suave
# 3 Hidrata tus ojos
# 4 Descansa tus ojos
# 5 Trabaja en un entorno adecuado para cuidar tu vista
# 6 Mantén una buena distancia de la pantalla
# 7 Protege los ojos de los rayos ultravioleta del sol
# 8 No te frotes los ojos con las manos
# 9 Pon buenos nutrientes en tu plato para cuidar tu visión
# 10 Consulta a un oftalmólogo

# 1 Cuida especialmente tus pestañas

Los ojos tienen una protección natural que mantiene a raya los cuerpos extraños: las pestañas. Sin embargo, no siempre son suficientes y, como el cabello, están sujetos a roturas. El uso diario de productos de belleza como rizadores de pestañas, rímel, tratamientos espesantes, desmaquillantes, etc. compromete la fuerza de las pestañas y eventualmente se caen. Afortunadamente, el potencial de crecimiento de las pestañas dura entre 2 y 3 semanas.
¡Uf, eso es un alivio! Por otro lado, con la edad este potencial de crecimiento disminuye y las pestañas se vuelven más frágiles que antes.

Pero tenemos una buenas noticia ¡Es posible aumentar naturalmente la vida útil de tus pestañas y de tu vista aplicando los consejos que aquí te detallamos.

# 2 Opta por un desmaquillado suave

  • Un desmaquillante inadecuado o desmaquillarte de manera inadecuada también daña las pestañas.
  • Enjuaga y retira completamente cualquier limpiador de tus párpados. Pasa una toallita húmeda o algodón limpio húmedo a lo largo de la línea de las pestañas para remover todo el maquillaje y residuos del limpiador.

El desmaquillante elegido se aplica masajeando delicadamente sin algodón.

# 3 Hidrata tus ojos

Las agresiones sufridas por los ojos los resecan, lo que provoca picazón, comezón y sensación de malestar. Si este tipo de situación persiste, aparece el ojo seco, dejando la puerta abierta a infecciones e irritación de la córnea.

Para evitar que esto te suceda, el tratamiento a ser favorecido es el uso de gotas o sustitutos de lágrimas, en caso contrario también puedes recurrir a la aplicación de compresas de agua tibia durante 5 minutos. Antes de volver a abrir los ojos, masajea suavemente los párpados superior e inferior durante un minuto con los dedos. Luego cierra los ojos normalmente durante 2 segundos antes de volver a abrirlos. Finalmente, vuelve a cerrar los ojos apretando los párpados con fuerza durante 6 segundos y vuelva a abrirlos. ¡Efecto frescor garantizado! Esta técnica alivia la picazón en los ojos y la sequedad más o menos severa de los ojos.

# 4 Descansa tus ojos

Con la tecnología, es difícil prescindir de las pantallas. Si trabajas en una computadora, considere la regla 20-20-20. Ella dice que después de 20 minutos de estar frente a una pantalla, hay que mirar un objeto a una distancia de 20 pies (6 metros) durante 20 segundos.

El propósito de la regla 20-20-20 es relajar las fibras musculares encargadas del enfoque. Es muy importante descansar la vista cuando nos concentramos durante mucho tiempo en la visión de cerca. Este «descanso visual» también se aplica a la lectura de libros o documentos en papel.

Cuando estás concentrado, es menos probable que parpadees. Esto contribuye a la sequedad y fatiga de los ojos. Por eso, recuerda parpadear con frecuencia para hidratarlos y descansarlos.

Una alternativa fabulosa para el descanso es la terapia Mibo Flo; esta terapia termoeléctrica proporciona alivio a la inflamación de tus ojos y al enrojecimiento después de un largo día de trabajo y además, elimina ácaros y bacterias. Se recomiendan 4 sesiones el primer mes y una sesión de mantenimiento cada 4 meses.

# 5 Trabaja en un entorno adecuado para cuidar tu vista

Si tu visión es imprescindible en tu profesión, es imperativo favorecer la luz natural. Siempre que sea posible, asegúrate de que las ventanas no estén delante o detrás de ti. Si estás trabajando en una pantalla, el reflejo de la luz natural en la computadora causará fatiga visual.

Recuerda también equiparte con un protector de pantalla o unas gafas especialmente diseñadas contra la difusión de la luz azul.

# 6 Mantén una buena distancia de la pantalla

En las profesiones en las que se usa mucho la computadora, también es importante mantener una distancia segura de ella. Recomendamos una distancia de 50 a 70 cm para cuidar tu vista o a un brazo de distancia de la pantalla, y colócala a una altura tal que la vista vaya levemente hacia abajo para mirarla.

  • Evita utilizar pantallas a la intemperie o en áreas de iluminación brillante, donde el brillo sobre la pantalla puede crear un mayor esfuerzo visual.
  • Gradúa el brillo y contraste de la pantalla a un nivel que te resulte cómodo.
  • Usa una buena postura al utilizar una pantalla. La mala postura puede contribuir a dolores musculares y dolor de cabeza asociados con cansancio ocular.
  • Recuerda parpadear mientras miras la pantalla.

# 7 Protege los ojos de accidentes y de los rayos ultravioleta del sol

La protección de los ojos significa que el simple uso de lentes de contacto o anteojos que pueda utilizar para corregir la visión, no es suficiente. El tipo de protección que se requiera dependerá de lo que vaya a hacer. Sus anteojos corrientes no protegen sus ojos de los impactos, de los escombros ni de los daños. De hecho, algunos anteojos pueden romperse y producir una lesión aún mayor.

Demasiado sol no solo causa quemaduras solares. Entre otras cosas, los rayos ultravioleta pueden ser perjudiciales para la salud del ojo.

Probablemente lo hayas adivinado, para cuidar los ojos, basta con llevar gafas de sol. Este es el caso, sin embargo, no todos los lentes de sol ofrecen una protección eficaz. El consejo aquí es que compres tu par en lugar certificado. Te ofrecerá unos lentes de sol homologados y adaptados al nivel de luz solar al que está expuesta tu visión.

Lo más importante de cualquier par de anteojos de sol es el poder del lente de bloquear los rayos UV. Los rayos ultravioleta (UV) del sol contribuyen a una serie de problemas visuales que incluyen cataratas, cáncer y el desarrollo de masas en el ojo. Los anteojos de sol deben ofrecer 100 por ciento de protección UV. No olvide: no importa el color ni lo oscuro que sea el tinte de los lentes de los anteojos (el tinte no tiene nada que ver con la protección UV), lo que importa es que ofrezcan cerca de 100 por ciento de protección UV.

Si pasa mucho tiempo cerca del agua, de la arena, de la nieve o en otras áreas donde la luz se refleja intensamente en las superficies, debe considerar anteojos de sol con protección polarizada. Los lentes polarizados filtran el reflejo de luz para reducir el destello.

No obstante, debe tener presente que los lentes polarizados tienen algunas desventajas. Por ejemplo, no le permitirán ver las pantallas de los teléfonos celulares, los instrumentos del tablero del automóvil y otros dispositivos que utilizan iluminación LED.

# 8 No te frotes los ojos con las manos

Todos lo hacemos. Aunque puede ser difícil abandonar este hábito natural, hacer el esfuerzo reducirá el riesgo de introducir bacterias y provocar infecciones. Si hay un cuerpo extraño (cabello, polvo) en el ojo, enjuágalo echando gotas de agua potable en él con un frasco o un gotero.

Si las molestias provocan picor, la mejor alternativa es aplicar compresas de agua fría por 10 minutos y utilizar suavemente un pañuelo desechable en lugar de tus dedos.

Si ninguno de estos consejos responde a la situación encontrada, consulta rápidamente a un oftalmólogo.

# 9 Pon buenos nutrientes en tu plato para cuidar tu visión

Cuidar tus ojos también significa comer bien. Estos son los nutrientes que se pueden utilizar para prevenir enfermedades oculares como las cataratas y la degeneración macular relacionada a la edad, cada vez más presentes en la edad adulta:

  • Omega 3 Zinc
  • Vitaminas A, C, D y E
  • Luteína, meso-zeaxantina y zeaxantina

Consume una dieta equilibrada acompañada de salmón, sardinas, trucha, pimientos de todos los colores, kale, frutos rojos, entre otros.

# 10 Consulta a un oftalmólogo

Este especialista puede decirte rápidamente si todo está bien con tu vista. De lo contrario, te aconsejará que uses anteojos o lentes de contacto.

Consulta a un oftalmólogo al menos una vez cada dos años, incluso si no tienes ningún problema de visión en particular. A partir de los 60 años, la consulta debe realizarse todos los años para prevenir el riesgo de desarrollar cataratas, glaucoma o alguna enfermedad que ponga en riesgo tú visión.

Espero con este artículo haber respondido a todas tus preguntas sobre cómo cuidar sus ojos y pestañas para preservar tu vista. ¿Tienes alguna duda o pregunta sobre la elección de lentes? Estamos a tu disposición.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *